LA INFLACIÓN EN MÉXICO

La inflación es la tasa de variación de los precios, es decir, es el incremento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios, producidos y vendidos por la economía de un país; ésta  puede ser moderada (menos de un dígito en un año), galopante (hasta 2 o 3 dígitos) o hiperinflación (mayor a 3 dígitos). Cuando se eleva la inflación sube el nivel de precios y una vez que ha subido éste último, no baja a menos que la tasa de inflación sea negativa, a lo que se denomina deflación.En la historia económica reciente (1997), se presentó un caso de deflación con los “tigres asiáticos”, debido a la hiperproducción, con una oferta de bienes superior a la demanda, y el consiguiente descenso del consumo en una región de las más “consumistas” del mundo. Este descenso en las ventas ocasiona que los precios bajen más allá de lo viable, con lo que se inician las quiebras en cadena, cuyos despidos agudizan el descenso del consumo hasta caer en una depresión completa.En un estudio presentado por un prestigiado economista, se llego a la conclusión de que 1 punto adicional de desempleo reduce la inflación en 0.5 puntos, manteniéndose constantes las expectativas de la inflación, o con una reducción de la inflación de 1 punto cuesta 2 puntos de desempleo, que a su vez ocasionarían un descenso en la producción de 4 por ciento.La inflación en México desde 1981 ha tenido un comportamiento variado, presentándose los más altos niveles en 1982 y en 1987, con una tendencia a la baja en los últimos años, que es de un solo dígito, tratando de ligarla a la de Estados Unidos.Actualmente, se sabe que la verdadera causa de la inflación es el aumento de circulante (monedas y billetes) sin el respaldo suficiente de bienes y servicios, que son los productos que demanda la población, es decir, se produce más dinero del requerido para que la economía funcione.Para cuantificar la inflación, se toma en cuenta el Índice de Precios (INPC), el cual es un indicador que mide el crecimiento promedio que sufren los precios de los bienes y servicios que conforman la canasta básica de la población. Es importante saber que el precio de los productos se establece en base a la oferta y la demanda de bienes y servicios.

En México, en la primera quincena de enero del 2008, el INPC se incrementó 0.27 por ciento, cifra muy por debajo del 0.38 esperado en promedio por el mercado; esto debido al menor ritmo de crecimiento en los precios de los alimentos procesados, entre los que destaca principalmente la tortilla de maíz.

Finalmente, el índice de los productos agropecuarios disminuyó 0.05 por ciento, mientras que el correspondiente a los bienes y servicios administrados y concertados, aumentó 0.53 por ciento.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s