FIEBRE POR EL DINERO PLÁSTICO

Gracias a los avances tecnológicos que se dan día con día, en la actualidad las formas de pago han sufrido cambios, y es por esto que existe una nueva  alternativa la cual ha logrado transformar el papel moneda en un rectángulo de plástico que a la vista de nosotros como usuarios tiene el mismo valor y representación que el dinero en efectivo, facilitando así pagos y trámites en organizaciones tanto nacionales como internacionales y convirtiéndose también en una forma de financiamiento para  las familias, brindando a su vez seguridad a los tarjetahabientes por el riesgo constante de portar grandes cantidades de efectivo. 

En días pasados se dio a conocer la noticia de que la industria de tarjetas de crédito y de débito en México continuará creciendo y no se verá afectada por la desaceleración económica en Estados Unidos ni por la baja en las estimaciones de crecimiento de nuestro país. Esta tendencia (aumento en el manejo de tarjetas de crédito) será motor suficiente para garantizar el crecimiento de la industria a pesar de las situaciones económicas adversas.  

Sin embargo, esta situación podrá perjudicar la economía familiar mexicana, pues según datos de la CONDUSEF un promedio de setecientas mil familias tienen problemas para cubrir sus adeudos contraídos por el pago con tarjetas de crédito, los resultados de esto podría ser debido a que las personas por lo general desconocen las reglas y obligaciones a las que se están siendo sujetas en una apertura de crédito en cuenta corriente. 

 Dentro del mercado los individuos se ven inmersos en un bombardeo mercadológico con frases que logran captar su atención sin darse cuenta que la mayoría de las veces los productos comprados con tarjeta saldrán a un mayor precio y que al no liquidar las deudas a su debido tiempo, los intereses generados por esta van acabando con su capital y muchas veces ponen en riesgo hasta el patrimonio familiar, sin dejar atrás las comisiones que se cobran por utilizar esta forma de pago. Cabe señalar, que no solo las personas son culpables de estas complicaciones en el crédito al consumo, sino también aquellas instituciones que otorgan créditos a cualquier persona común que lo solicite sin que previamente se realice un estudio de la capacidad de pago que poseen. 

La magnitud de este problema no solo se estanca en los hogares, pues bien se sabe que los habitantes son quienes intervienen para que se logre un crecimiento económico en un país, consumiendo los productos y servicios que se fabrican en este, y si se visualiza a la economía como un todo estará influyendo dentro de esta la utilización de dinero plástico ya que el acudir al pago con tarjetas de crédito afecta el proceso inflacionario pues aumenta el consumo de bienes y/o servicios sin importar que esta demanda este a la par o de acuerdo a lo que se esta produciendo, pero no todo es malo pues a su vez con un sistema financiero desarrollado y un sistema de pagos a plazos, el manejo de tarjetas aumentan la velocidad del dinero en circulación lo que favorecerá a la economía. 

Por lo tanto, es notable el hecho de que en un futuro los papeles y el efectivo serán sustituidos por dinero plástico sin que este sea solo un indicador de estatus económico, mas bien será la forma cotidiana de realizar nuestros pagos. Ante tales circunstancias se debe fomentar mas la cultura crediticia y también es recomendable no dejarse llevar solo por las ventajas que brinda el tener una tarjeta de crédito o débito sino que hay que tener un control de los gastos y administrar de manera adecuada nuestro dinero para luego no excedernos y comprar mas de lo que podemos pagar. 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “FIEBRE POR EL DINERO PLÁSTICO

  1. lourdes

    en eso estoy totalmente de acuerdo, los mexicanos estamos acostumbrados a ocultar nuestra verdadera situacion economica adquiriendo articulos lujosos de los cuales podriamos pecindir, con la finalidad de que los vecinos no se percaten de que estamos en la ruina y al hacerlo adquirimos deudas que dificilmente pagamos. sin darnos cuenta de que estamos arriesgando el porvenir de nuestros hijos. hay que tener mucho cuidado con eso y pensar mas que nada en que si te abstienes un poco en el presente les podrias dar mas en un futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s