“EL DESEMPLEO”

En la actualidad las necesidades del ser humano se han visto envueltas en una serie de cambios; mismos que han provocado el buscar una mejor calidad de vida, para lo cual ha sido necesario incursionar en el mundo de la preparación como lo es el hecho de contar con una profesión; para lo cual se requieren años de esfuerzo, todo esto con el fin de llegar a ser alguien importante en la vida.

Después de obtener tan anhelada profesión lo que sigue es buscar un lugar adecuado para poner en práctica todos los conocimientos obtenidos, es decir, buscar un empleo. La contraparte viene cuando el individuo se encuentra frente a una situación de un paro forzoso o desocupación de los asalariados que pueden y quieren trabajar pero no encuentran un puesto de trabajo, o también denominado desempleo. Este problema día a día se ha convertido en una contrariedad, debido a que, nos encontramos frente a una sociedad en la cual la mayoría de la población vive de trabajar para los demás, el no poder encontrar un trabajo es un difícil problema. Tomando en cuenta que debido a los costes humanos derivados de la privación y del sentimiento de rechazo y de fracaso personal, la cuantía del desempleo se utiliza habitualmente como una medida del bienestar de los trabajadores.

Según datos proporcionados por La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dados a conocer el pasado lunes en su informe laboral anual indica que en América Latina actualmente hay al menos 17 millones de desempleados; que el 60 por ciento de los ocupados en la región tienen empleo informal y que hay un “grave déficit de empleo decente” en dicha zona continental, es decir, que el desempleo está a los mismos niveles de la primera mitad de la década de los noventa y que la calidad de los trabajos es muy baja debido a que la mayoría de ellos no cuentan con prestaciones y son inestables.

Según las proyecciones que dicho informe indican que para el 2008 el crecimiento económico será 4.7%, por lo tanto, la tasa de desempleo urbano llegaría a 7.9%, el cual disminuiría en comparación con otros años atrás; pero aun así es un nivel alto de desempleo.

El director de la OIT para América Latina y el Caribe, Jean Maninat, advirtió que si bien se prevé una leve baja del desempleo urbano en la región “habrá una alta dosis de incertidumbre generada por la volatilidad de la situación económica internacional y por los pronósticos de una desaceleración e incluso de una recesión”.

Pero, ¿Qué podemos hacer para detener tan grave problema como lo es el desempleo?; Se requiere de apoyo por parte de organismos como lo es la OTI para ayudar a los países en la formulación y aplicación de planes de trabajo en cada país, lo cual significa contar con oportunidades de un empleo productivo y que produzca un ingreso suficiente, seguridad en el lugar de trabajo y protección social para las familias, libertad para que la gente exprese sus opiniones, y para la organización y participación en las decisiones que afectan sus vidas, e igualdad de oportunidad y trato para todas las mujeres y hombres.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s