ECONOMÍA MUNDIAL “EL PETRÓLEO”

Nueva York, 28 de enero.- El barril de crudo de Texas continuó hoy con la tendencia alcista y cerró a casi 91 dólares, ante el aumento de las expectativas de que la Reserva Federal recortará el próximo miércoles los tipos de interés, lo que ha hecho caer el dólar y abaratar las compras de materias primas como el petróleo. (www.elfinanciero.com.mx).

El papel de Estados Unidos en la globalización se ha convertido en un importante punto de discusión. Políticos y expertos comparten la preocupación de que el creciente déficit comercial y el gran endeudamiento general suponen una amenaza para el futuro del país y, a su vez, para la estabilidad mundial.

Es evidente que la economía mundial gira en torno a la economía de los países que se encuentra como primeras potencias en el mundo, y para que un país se considere primer potencia, uno de sus factores principales es la influencia del manejo de la comercialización del petróleo.

El petróleo constituye, y constituirá aún durante mucho tiempo, una mercancía vital para la reproducción del capital en muchos sectores de la actividad económica mundial.

Es por ello que en nombre de los países en vías de desarrollo, se ve la necesidad urgente de tomar las medidas necesarias para bajar el precio del petróleo esto es sin lugar a dudas beneficioso para dichos países pero por el contrario resulta perjudicial para países que cuentan en su mayoría con una economía petrolizada como lo es por ejemplo México, aun sin embargo seria conveniente estudiar un mecanismo de fijación de precios favorables a los países en vías de desarrollo en el que se incluyan pagos a plazos, créditos blandos y otras medidas similares.

Y es que el petróleo seguirá siendo la principal fuente de energía en los próximos años, hasta alcanzar una demanda de 115 millones de barriles diarios en el 2020, frente a los 76 millones actuales, mencionó el director de la Agencia Internacional de la Energía, Robert Priddle.

Tras jornadas intensas de negociación, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los principales consumidores (la UE, EE UU y Japón) no lograron adoptar al menos una medida concreta para frenar la escalada de los precios del crudo y los carburantes y aliviar la presión de la inflación sobre los países consumidores.

En resumen, la persistencia del nivel de precios elevado supone una amenaza de desaceleración del crecimiento económico mundial que no es beneficioso ni interesante para nadie, por lo que es necesario que los precios recuperen unos niveles y una estabilidad compatibles con la continuación del crecimiento económico mundial. Sin embargo, el crudo tiene que mantener un precio “razonable” para incitar a las compañías a invertir en la realización de las capacidades de producción que se requerirán en el futuro.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s